Archivo de la etiqueta: MUD

Dos Venezuelas, dos 23 de enero

Estándar

polarizacion

Ésta bien podría ser la crónica de un país partido en dos, de un país en el que hay dos versiones de casi todo, en el que no hay lugar para los tibios. Tras 14 años de chavismo, la sociedad venezolana está más dividida que nunca y no parece haber interés en disimularlo. Hoy, 23 de enero, esta polarización volvió a quedar al descubierto.

El  23 de enero  es una fecha con mucho simbolismo en la historia venezolana.  ¿Pero  por qué? Bueno, depende a quien se le pregunte. Los libros de historia suelen decir que un día como hoy hace 55 años un movimiento cívico-militar derrotó al entonces dictador Marcos Pérez Jiménez. Para el chavismo, el espíritu de esta revolución fue rápidamente traicionado por las élites tradicionales con el llamado pacto de Punto Fijo, en el que los partidos políticos Acción Democrática y Copei firmaron un acuerdo con el que se dividieron el poder, dejando fuera a muchas de las facciones que lucharon para poner fin a la dictadura de Pérez Jiménez y entregando el país y el petróleo a las garras de las multinacionales extranjeras.

A los ojos de los seguidores del chavismo, esto marcó el inicio de un período oscuro que sólo terminó con la llegada de Hugo Chávez a la presidencia. En una masiva marcha que realizaron este miércoles por las calles del centro de Caracas, los principales dirigentes del oficialismo se ocuparon de agitar esta carta. “El pueblo más nunca será traicionado” era uno de los slogans que más se escuchaban, entre banderas rojas rojitas y mensajes de amor a Chávez.

En la otra vereda, la oposición, bajo el paraguas de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), se reunió en un gimnasio del este de Caracas luego de suspender un plan para marchar por Caracas. Con llamados a defender la democracia recuperada en 1958, el secretario ejecutivo de la MUD, Guillermo Aveledo, reivindicó al 23 de enero como una fecha de unidad nacional. Lejos, muy lejos de las consignas que a  unos pocos kilómetros gritaban los chavistas.

Anuncios

Ganadores y perdedores de las elecciones regionales

Estándar

ganadores y perdedores

GANADORES

– Hugo Chávez: su ausencia terminó por favorecer al chavismo, que pudo capitalizar el sentimiento de solidaridad que generó la enfermedad de su líder. De los 12 candidatos de raíces militares que el presidente eligió a dedo para postular, 11 resultaron electos, incluso cuando muchos de ellos no tenían gran raigambre con los estados en los que competían. El ex ministro de Defensa Henry Rangel Silva, por ejemplo, ganó en Trujillo con más del 80 por ciento de los votos, pese a la resistencia inicial a su candidatura al interior del partido oficialista. Esto demuestra que la venia de Chávez es suficiente para asegurar un fuerte caudal de votos a sus candidatos.

– El chavismo como movimiento: quedó posicionado de la mejor manera para enfrentar nuevas elecciones presidenciales en el corto plazo y dejó a la oposición muy golpeada. Frente a esto, no son pocos los analistas y consultoras internacionales que apuestan a que Chávez podría acelerar la transición y llamar a elecciones pronto, sin esperar necesariamente a su muerte o a quedar impedido.

– Henrique Capriles: esta era la batalla clave. Sin duda, el chavismo cambiaba varias gobernaciones por quedarse con Miranda y sacar del camino a Capriles, que impidió lo que el Comando Carabobo calificó como “paliza perfecta” al lograr su relección en Miranda tras vencer a un hombre fuerte de Hugo Chávez. Aunque la victoria fue estrecha (unos cuatro puntos de diferencia) le permite mantenerse como el líder de la oposición y quedar en la pole position si hubiera elecciones presidenciales.

– Henri Falcón: este ex chavista obtuvo su relección en el estado de Lara, el quinto más poblado del país, y fue apenas uno de los tres gobernadores de la oposición que pudo ganar. Considerado el más progresista dentro de una oposición muy heterogénea y con llegada tanto a los chavistas como a los anti, algunos estiman que podría terminar siendo el candidato presidencial opositor en caso de nuevas elecciones, dejando en un segundo plano a Capriles. Cuando fueron las primarias de la Mesa de Unidad Democrática, prefirió no participar para concentrarse en su candidatura en Lara, pero tal vez en esta oportunidad las cosas podrían cambiar.

PERDEDORES

– La oposición en su conjunto: perdió cuatro de los siete estados que controlaba. La derrota más dolorosa es la de Zulia, el estado más poblado del país y donde el chavismo nunca había logrado ganar una elección. Analistas coinciden en que aquí pesaron factores locales y la fuerte maquinaria chavista, que distribuyó millonarios recursos para inclinar la balanza en favor de su candidato, Francisco Arias Cárdenas, un ex militar que participó en el intento de golpe de Estado del 92.

– Los dirigentes de la Mesa de Unidad Democrática: una vez más no lograron forjar una estrategia coherente para contrarrestar la capacidad de movilización del chavismo. La abstención, que fue 10 puntos porcentuales superior a la de las elecciones regionales anteriores, afectó a ambos bandos, pero golpeó con especial fuerza a las candidaturas opositoras.

-Los partidos tradicionales: por primera vez desde tiempos inmemoriales, Acción Democrática, junto con Copei la cara más visible de la denostada partidocracia venezolana, no logró elegir a ningún gobernador.

– Elías Jaua: por el lado del chavismo, Jaua aparece como uno de los perdedores al no haber podido derrotar a Capriles. Ya venía golpeado cuando Chávez lo corrió de la línea de sucesión presidencial al hacerlo renunciar a la vicepresidencia y mandarlo a una difícil contienda en Miranda. El tiempo dirá si el chavismo tiene algún premio consuelo para él.