Venezuela en su laberinto

Estándar

 

chavez.asuncion

 

No. Chávez no asumirá hoy 10 de enero. No escucharemos de su boca algo parecido al juramento que pronunció en enero del 2007, al asumir su tercer mandato: “…Por Cristo, el más grande socialista de la historia, por todos los dolores, por todos los amores, por todas las esperanzas que haré cumplir con los mandatos supremos de esta maravillosa Constitución, aun a costa de mi propia vida. Lo juro. Patria, Socialismo o Muerte”, dijo en aquella ocasión, cuando no imaginaba que seis años después un cáncer lo dejaría en una cama de una clínica cubana al borde de la muerte.

Como en un cuento de García Márquez, Chávez se ha convertido en un presidente virtual, en una suerte de holograma que todos juran está presente, aunque nadie lo vea. Sus seguidores salieron hoy en masa a las calles del centro de Caracas para darle su apoyo y el Gobierno organizó una ceremonia simbólica para marcar el inicio del nuevo mandato y cubrir su ausencia.

“No se equivoquen, majunches, que acá hay un pueblo decidido a defender a su comandante, con la vida si es necesario”, dijo un chavista que participaba de una de las marchas convocadas en distintos puntos de una Caracas que aún no se resigna a aceptar que el hombre que dominó el país en los últimos 14 años quizá ya no vuelva.

Las radios oficialistas transmiten continuamente fragmentos con declaraciones de Chávez, como una forma de burlar su ausencia. “Chávez es el pueblo y nosotros somos Chávez” es el nuevo slogan oficialista. Por el momento, el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el chavismo, determinó que el presidente sigue siendo presidente, que se le puede tomar juramento más adelante. Pocos cuestionan la legitimidad de Chávez como presidente electo, sobre todo tras su cómoda victoria el 7 de octubre, pero la incógnita es cuánto más se forzará la Constitución para evitar declarar su ausencia definitiva y tener que llamar así a nuevas elecciones.

Mientras tanto, el hombre que cambió Venezuela, tal vez para siempre, al incorporar a grandes sectores populares históricamente marginados, se debate entre la vida y la muerte lejos de su patria.

»

  1. País de zombis con sus oropeles que nunca llegarán a ser oro. Tal recuerda una de esas imágenes de príncipes árabes, donde los súbditos bajan la cabeza ante algo que no pueden ver, por respeto, pero mas bien por miedo. También me lleva a Medusa, a la que no se le puede mirar a los ojos para no petrificarse. Un presidente que no existe, un espejismo en el que los sedientos de un desierto se regocijan de agua, para después sufrir la decepción de sentir arena dentro de la boca. Un presidente apuntalado con estacas, como Rodrigo Díaz de Vivar, galopando herido y apuntalado para atemorizar a sus enemigos. Sin embargo, la imagen que más me llega, es mas propia del humor negro, que de una sátira política y populachera; la de un mundo donde los vivos son gobernados por los muertos.

  2. Muy bueno, Inés. Palabras más o menos, creo que planteas el tema en sus justos términos. El tema ahora es Capriles. En principio, creo que es muy inteligente de su parte dejar pasar el tiempo. Pero también le juega en contra. El abanico opositor sólo lo une el anti Chavez. Pero cuando desaparezca ese factor aglutinante, la cosa se va a poner en chino. Creo.
    En fin, era sólo un comentario al paso.
    Salú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s